Cristales adaptables

Los lentes progresivos combinan distintas graduaciones en un mismo cristal y ofrecen una visión de calidad y continua desde un punto cercano a uno lejano, sin necesidad de cambiar de gafas. En caso de vista cansada, los cristales progresivos son la solución más cómoda, ya que se adaptan a sus ojos y le ofrecen una visión muy nítida.

 

Resumen de las ventajas

  • Máxima comodidad gracias a su diseño
  • Alto grado de tolerancia
  • Ausencia de líneas de separación molestas, como en el caso de los cristales bifocales